El Telégrafo de Guayaquil

Cinco chicos habrían agredido a estudiante que luego murió en Guayaquil

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 30% (1 Vote)

WEB20180516TELEGRAFO-PORTADA_ad791.jpg

El padre de la víctima fustigó que el rector del colegio le respondiera que “todo fue un juego”. La menor soñaba con estudiar en España para ser abogada. Una niña, de 11 años, fue supuestamente atada de manos y pies, amordazada con una toalla y golpeada en el salón de clases de un colegio, situado en el sur de Guayaquil. Dos días más tarde falleció.

Tyrone Mora, padre de la menor “Beatriz”, detalló esa escena en la denuncia que asentó el 14 de mayo en la Fiscalía de Guayas.

Según el documento, la agresión ocurrió el viernes 11 de mayo cerca del mediodía, un par de horas antes de que terminara la jornada de clases.

“Beatriz”, quien cursaba el octavo año de educación básica, le contó a su madre lo ocurrido y le dijo que el lunes 14 de mayo debía acudir un representante al establecimiento.

Tyrone relató que al día siguiente (sábado 12) su hija se quejaba de fuertes dolores en la cabeza y entre lamentos pedía que la cambiaran de colegio, ya no quería regresar.

“Beatriz” fue hospitalizada. En un dispensario le pusieron una inyección y sangró por la boca y nariz. De ahí, la trasladaron en ambulancia al hospital Francisco de Ycaza Bustamante, pero antes de llegar le dieron infartos.

Ante la gravedad fue trasladada al hospital Alcívar para practicarle una tomografía y de vuelta en el Francisco de Ycaza revisaron el resultado del procedimiento: tenía muerte cerebral.

La noche siguiente la niña falleció. “A mi hija le encantaba bailar y tomarse fotos. En mi teléfono quedaron los selfies que se hizo el viernes y sábado. El 21 de junio cumplía 12 años y nos pedía parrillada y piscina para celebrar”. Además contó que el sueño de la menor era terminar el colegio y viajar a España para estudiar y ser abogada.

“Todo fue un juego”

El 14 de mayo, el padre de “Beatriz” fue al colegio. Ahí estaba el rector del plantel y personal del Distrito de Educación. “Él -refiriéndose al rector- me supo decir que todo era un juego y le respondí que no fue un juego, porque mi hija está muerta”, expresó.

El progenitor precisó que su hija tenía apenas un mes en el colegio y no había comentado si la molestaban.

Las compañeras que asistieron al velatorio revelaron a Tyrone que fueron cinco estudiantes que agredieron a “Beatriz”, cuatro niñas y un niño. “Son del mismo curso, pero son más altos que mi niña. Las compañeras me dieron los nombres y me dijeron que ellos molestan a los niños más pequeños”.

El progenitor fue el único que tuvo fuerzas para hablar del hecho. La madre no encontraba consuelo. Wilson Álvarez, fiscal de la Unidad de Delitos Flagrantes, explicó que se investiga quiénes participaron en el hecho que se ajusta al delito de homicidio. “Como los (presuntos) causantes son menores de edad hay que regirse por el Código Integral de la Niñez y Adolescencia y no por el Código Orgánico Integral Penal”.

El fiscal indicó que también se investigará si el rector incurrió en comisión por omisión.

Pronunciamiento oficial

Érika Laínez, subsecretaria de Educación de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), dijo que “como Ministerio levantamos la información de lo suscitado para tomar acciones administrativas y legales”.

Añadió que se comunicó con los padres de los alumnos presuntamente implicados, a quienes les iniciarán un proceso sancionatorio. Además anunció que se realiza una auditoría interna en la institución para determinar si debe ser intervenida.

Pericia fiscal

En la tarde, el fiscal César Peña realizó el reconocimiento del lugar e inspección ocular en la unidad educativa donde ocurrieron los hechos en Guayaquil. Allí se informó que la Fiscalía investiga un presunto delito de homicidio culposo.

Antecedente

Menor se suicidó en 2017

Un estudiante del mismo colegio se suicidó en noviembre de 2017. Él dejó una carta en la que explicó lo que lo llevó a quitarse la vida: una acusación injusta y sentirse traicionado por sus compañeros. Además dijo estar amenazado.

13 años tenía la víctima que se quitó la vida ahorcándose en su casa, ubicada en el Guasmo sur.

Personal fue sancionado

En ese entonces, el inspector y el personal del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) fueron separados del plantel. (I)

Fuente: El Telégrafo

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Síguenos en Twitter...