Sesión solemne, 482 años de fundación

¡Gobierno y Alcaldía, juntos, rinden homenaje a Guayaquil!

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 67% (3 Votes)

WEB20170725JAIMENEBOT-6_30817.jpg
Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil

Histórico. Han tenido que pasar 10 años para que el presidente de la República y el alcalde de Guayaquil, se sienten juntos en la sesión solemne en homenaje a la "Perla del Pacífico" por sus 482 años de fundación. Presentes dos expresidentes, cinco exvicepresidentes, ministros de Estado, asambleístas de todas las tendencias ideológicas, incluyendo los de Alianza País, autoridades de control, jurisdicionales, autoridades seccionales y locales, embajadores, autoridades militares, de Policía, eclesiásticas, público en general.

'Ecuador solo saldrá adelante si priorizamos nuestras coincidencias, no hay otra salida, ni otro camino al éxito'

WEB20170725SESIONSOLEMNE-GYE-2_26059.jpg 

"Cómo nos criticarán señor presidente (Lenín Moreno), a usted por haber aceptado esta invitación, y a mí por haberla formulado. No importa, el enorme resto de gente quiere que el país sea gobernado con sensatez y teniendo en cuenta los intereses de las grandes mayorías ecuatorianas, sin espacio para el odio y sin espacio para el sectarismo".

Estas fueron una de las primeras palabras expresadas por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, durante su intervención de rigor en la sesión solemne por los 482 años de fundación de la ciudad puerto, a propósito de la presencia del presidente de la República, Lenín Moreno.

"Nos conocemos hace mucho tiempo y nos sabemos capaces de coincidir sin vasallaje ni precio en ciertos asuntos indispensables para que los ciudadanos del Ecuador vivan en libertad y alcancen el progreso", acotó.

Y agregó: "En otros temas vamos a discrepar, puede hasta con dureza, jamás con bajeza, eso hay que desterrarlo de la política ecuatoriana. Las fobias irracionales y los dogmas económicos e ideológicos solo conducen al fracaso, no se trata de renegar de nuestras ideologías, se trata de entender que el momento exige romper esas ataduras, ser pragmáticos de manera solidaria con eficacia y justicia a un pueblo que solamente busca su éxito personal y colectivo hacer realidad esos sueños es nuestra principal y primera obligación y de paso la mejor forma de honrar hoy, mañana y siempre a Guayaquil".

Nebot no descuido su nueva audiencia, que por 10 años estuvo ausente en su rendición de cuentas, hizo gala de conocimiento y erudición de pensadores de izquierda como Galeano, José Martí, Silvio Rodríguez, Carlos Marx o el propio Simón Bolívar.

Entre citas y frases sentidas y profundas de la realidad actual, Nebot destacó la amplia labor municipal que ha puesto a la ciudad con inmejorables índices de equidad, reducción de la pobreza y de la pobreza extrema.

El burgomaestre dijo que no es posible pensar en Guayaquil sin el país o el Ecuador sin Guayaquil, "respiramos el mismo aire y el mismo suelo, y este país tenemos que cambiarlo para bien y para eso tenemos atrevernos, tenemos que perder el miedo, miedo a perder el trabajo y a miedo a trabajar duro; miedo a las consecuencias de no invertir y miedo a invertir; miedo al Estado y miedo al mercado; miedo al Gobierno y miedo a la oposición".

Eso tiene que cambiar, sentenció.

"Tenemos que atrevernos, atrevernos puede perdernos un momento, pero no atrevernos es perdernos para siempre, y nuestra misión guayaquileños y ecuatorianos es encontrarnos cada día, y para eso tenemos que hablar, pero debemos entender los que tenemos la experiencia de intentar dialogar con gente que no quiere oír, con gente egoísta que piensa en el yo y jamás en el nosotros, no da resultado. Hay que conversar y llegar a acuerdos con gente amplia, sensata, seria respetuosa, que quiera hacer cosas positivas por el Ecuador".

"No nos engañemos estamos en la cuerda floja, aquí el problema no es caerse por la izquierda o por la derecha, el problema es no caerse y llegar a la meta del progreso en libertad. Este progreso va a poder progresar el día que los ecuatorianos prioricemos nuestras coincidencias, sin dejar de tener diferencias y diversidades de carácter local".

Nadie es dueño de la verdad, dijo. "Yo no lo soy, tampoco doy consejos ni nadie me los ha pedido, pero tengo opiniones y la obligación de expresarlas.

Ahora cuáles son las acciones que necesitamos. Según Nebot, se necesita democracia total, y esa no existe mientras no haya contrapesos en las Funciones del Estado; necesitamos libertad plena, y esa no existe mientras no podamos pensar y actuar con toda amplitud; que los jóvenes estudien lo que quieran; que los emprendedores emprendan lo que quieran, no lo que quiera el Estado; que la prensa sea responsable pero libre, jamás perseguida.

También dijo se necesita luchar en contra de la corrupción y eso no se hace ignorando o persiguiendo, ambas son terribles formas de injusticias; necesitamos transparencia total.

Hay que alejarnos de la política del “todo vale”, y centrarnos en políticas serias, posibles, responsables y pragmáticas. "Tenemos el deber de sacar a nuestra gente de la tumba, nunca el derecho de enterrarlos en la tumba, como muchas veces sucede...".

Lo fundamental ahora es resolver la cuestión económica y financiera. Definir con urgencia el rumbo y el ritmo del país para volver a crecer, dijo.

"Libertad y progreso", que ese sea el futuro inmediato del Ecuador, nunca el presente de Venezuela.

El alcalde dijo que hay que tener" fe en nosotros, fe en el Ecuador, fe en esta ciudad altiva y solidaria, revolucionaria y tradicional, libre pero respetuosa; fe en este Guayaquil que siempre pudo y siempre podrá; fe en este Guayaquil tan ecuatoriano tan nuestro, que nos permite decir con orgullo: Guayaquil mi nombre, Guayaquil mi casa, Guayaquil mi vida, Guayaquil por siempre"

 

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria

Síguenos en Twitter...