La caída del poderoso Fernando Alvarado

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 95% (8 Votes)

ZETA20180809FERNANDOALVARAD_6f16b.jpg

Se confió. La soberbia y los 10 años en el poder lo obnubiló y no vio lo que se le venía. A Fernando Alvarado Espinel, ex secretario nacional de Comunicación y ex ministro de Turismo en el gobierno de Rafael Correa, la jueza nacional Silvia Sánchez acogió el pedido de Fiscalía General del Estado le impuso medidas cautelares: prohibición de salida del país, presentación periódica ante autoridad competente en Guayaquil y el uso de dispositivo de vigilancia electrónica.

Desde ayer Alvarado camina con un grillete electrónico que le fue colocado al término de la audiencia y cada 15 días, desde el próximo 24 de agosto, deberá presentarse ante el presidente de la Corte Provincial de Justicia del Guayas.

Tan solo hace pocos días se lo vio muy orondo y desafiante tomándose fotos en plena selva y con elefante incluido, allá en la lejana Ghana, en donde dijo tenía un trabajo estable hasta de año. El comunicado firmado por su abogado Carlos Alvear Burbano anunció que vendría al Ecuador el 6 de agosto y pedía hoya y fecha para rendir su declaración libre y voluntaria.

Este medio se comunicó ayer con Fernando Alvarado para confirmar su aprehensión, pero esta fue ·"desmentida" por el propio exfuncionario, pues nos dijo que se estaba dirigiendo a Quito, junto a su esposa, para presentarse de manera voluntaria en la Fiscalía.

Lo cierto es que no fue tan libre ni voluntaria, Alvarado fue aprehendido el miércoles en Manta y llevado por la Policía, primero a la Fiscalía y luego  ante la presencia de la jueza Silva Sánchez que le formuló cargos con base en un informe con indicios de responsabilidad penal emitido por la Contraloría General del Estado.

En el informe se evidenciarían contrataciones irregulares para la preproducción y montaje de enlaces ciudadanos, de una persona que no cumplió con los requisitos mínimos para realizar esta actividad (ostentaba un título de bachiller con especialidad Químico Biólogo), así como la contratación de la productora Gota Azul -cuyo gerente general Carlos Bravo, es hermano de Marco Antonio Bravo Segovia que en ese tiempo fue subsecretario de Medios de la Secretaria Nacional de Comunicación (Secom)- para la realización de documentales, cadenas, reportajes y, de la productora Satré para la realización de una consultoría que mejore la producción de las denominadas sabatinas que se realizaron durante el gobierno de Rafael Correa. Se estima que el perjuicio económico al Estado sería de 250 000 dólares.

Entre los elementos de convicción presentados por la Fiscalía están las versiones de extrabajadores de la Secom, quienes mencionaron que Fernando Alvarado, máxima autoridad de la institución entre el 1 de junio y el 24 de mayo de 2017, delegó a sus funcionarios más cercanos la realización de las contrataciones de los productos antes señalados.

El delito de peculado, que atenta contra la administración pública, está tipificado en el artículo 278 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) es sancionado con una pena privativa de libertad de hasta 13 años.

La instrucción fiscal durará 90 días.

Alvarado se negó en tres ocasiones rendir su versión libre y voluntaria sobre los hechos que se investigan. (JT)

X20180809FERNANDOALVARADO-2_ac6bb.jpg

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...