¿La presencia de Glas debilita al Movimiento oficialista?

1111111111Rating 70% (2 Votes)

Las indagaciones y el enfrentamiento con Lenín Moreno están pasando factura.

La situación política del Vicepresidente de la República, Jorge Glas, al interior del Movimiento PAIS se ha ido complicando en las últimas semanas. Aunque en el último año han sido permanentes las acusaciones de la oposición en contra del segundo mandatario, el oficialismo había cerrado filas a su alrededor porque muchos de sus integrantes aseguraban que no había una sola prueba de que esté inmiscuido o de que se le mencione en presuntos actos de corrupción.

Si bien el 18 de julio, el Consejo de Administración Legislativa (de mayoría oficialista) archivó la solicitud de juicio político presentado por CREO, el presidente de la Asamblea José Serrano, dijo que la única prueba que podría haberse admitido en su contra era el laudo arbitral del caso Caminosca, pero que la misma había sido obtenida de manera ilegal y que el caso se encontraba bajo reserva en Estados Unidos. Pero nunca se dijo que la prueba era falsa, que no existía o que en ella no constaba el nombre de Jorge Glas.

Premonición y discrepancias
Fue una especie de premoción de que las cosas estaban por cambiar para Glas. Primero fue la mención de una persona de siglas JG en el caso Odebrecht que investiga la Fiscalía. Luego se filtró un audio entre el delator de la empresa brasileña y el Vicepresidente. Después un informe de la Contraloría con indicios de responsabilidad penal en el campo Singue, en el que también se le menciona.

Luego hicieron públicas sus profundas diferencias y discrepancias con Lenín Moreno, al punto de que el Presidente de la República le retiró todas las funciones.

Pero, como si lo anterior fuera poco, el exasambleísta César Montúfar, líder del movimieno Concertación, calificó el jueves pasado como extremadamente “relevante” y “contundente” para la investigación del caso Odebrecht, la información de un audio contenido en una memoria portátil que fue expuesta en audiencia privada en la Unidad de Criminalística, en Quito.

Según Montúfar, lo escuchado en ese fragmento de audio lo lleva a ratificar el pedido que hizo al fiscal general Carlos Baca: Vincular al Vicepresidente en el proceso de instrucción fiscal, que se le imputen cargos y que se pida a la Corte Nacional de Justicia que dicte medidas cautelares.

El conflicto interno
En la bancada de PAIS, en tanto, ya no se habla de que no existen pruebas contra Glas o de que no se le menciona en ninguno de los documentos escritos o de audio. Ahora, al defenderlo argumentan que hay que verificar si las pruebas son reales, esperar a que se cumpla el peritaje de los audios o dejar que la Fiscalía y la justicia cumplan con el debido proceso, porque prevalece el principio de inocencia. ¿Cómo influye tener un Vicepresidente tan cuestionado en el Movimiento? ¿Su figura no incomoda o debilita a la organización política, así no se encuentre en funciones? “Definitivamente para nosotros como asambleístas de Alianza PAIS es bastante incómodo, porque es inclusive una parte de persecución al Vicepresidente”, dijo la asambleísta Ana Belén Marín. Por eso prefiere esperar a que se verifique si la documentación presentada es verídica y no mutilados como se afirma sucedió con el laudo de Caminosca.

Militancia firme
Por su parte, el legislador Franklin Samaniego agregó los audios tienen que tramitarse dentro del ámbito judicial donde la Fiscalía deberá tomar las acciones que correspondan, ya que acogiendo el criterio del Presidente de la República, se debe investigar todo lo que se tenga que investigar. Pero que la militancia se mantiene firme y sólida alrededor del proyecto político.

Mientras que su coidearia Noralma Zambrano dijo que está en defensa del debido proceso por lo que hay que esperar los resultados de la Fiscalía y que lo que sucede con Glas “puede darse en las mejores familias”, donde pueden ocurrir casos que resulten controversiales, adversos a los procesos. Sin embargo asegura que el Movimiento sabrá enfrentar y superar este duro momento como lo hicieron, dijo, durante la revuelta del 30-S.

La visión de la oposición

° Homero Castanier, asambleísta de CREO, manifestó que la situación del vicepresidente Jorge Glas es insostenible en el ámbito judicial y que en lo político el propio Movimiento PAIS será quien analice si deja que lo afecte en lo interno como organización.

“Yo considero que ningún movimiento político se acaba desde afuera. Se destruyen desde adentro por las malas actuaciones y decisiones de sus miembros y eso es lo que está pasando

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...