Expreso de Guayaquil

Guillermo Lasso: 'El responsable político (de la corrupción) es Lenín Moreno'

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (1 Vote)

LASSO 718c6

La declaración de Guillermo Lasso de que en cien minutos puede cambiar al Ecuador, en caso de ganar las elecciones del 2021, fue duramente criticada. Al precandidato presidencial (por tercera ocasión) no le preocupan las críticas, defiende su postura y habla de su plan para la lucha anticorrupción.

— ¿Cómo se puede cambiar al Ecuador en cien minutos?— Hay gente que no sabe qué hacer en la vida, pero otros estamos acostumbrados a tomar decisiones rápidas, estratégicas y tácticas. Por lo tanto, la expresión de cien minutos es que tengo las cosas listas, tenemos los proyectos de leyes listos, las decisiones que tienen que ver con decretos ejecutivos listas, las resoluciones ministeriales listas y las cartas listas.

— ¿Cómo les contesta a los detractores que le dicen que usted está perdiendo la razón y a otros que dicen que también se puede repartir el país en cien minutos?— Si conociesen mi vida se darían cuenta de que la actitud de hacer las cosas bien y rápido ha sido una actitud permanente en mi vida. Cuando yo hablo de cien minutos hablo de que estoy preparado para gobernar el Ecuador, no busco el poder para simplemente disfrutar de él.

— ¿Por qué cien minutos y no ciento uno o doscientos?— Es una expresión que demuestra que queremos hacerlo rápido y que no me voy a dedicar a tomar cócteles ni a brindar el día de la posesión en caso de que el pueblo ecuatoriano vote por mí y me elija presidente. La situación es tan dura, tan crítica en materia económica, sanitaria, ética y moral, que requiere un presidente que trabaje por el Ecuador desde el primer segundo.— Será una salida lenta, difícil.— A partir del 24 de mayo del 2021 yo les propongo a todos los ecuatorianos sudor y hasta lágrimas, porque salir de esta crisis no es fácil. ¿Es posible? Sí, pero con mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucho sudor y muchas lágrimas, porque así se construyen las cosas buenas.

— ¿También se puede repartir el Ecuador en cien minutos?— Cuando usted dice que se puede repartir el país es porque toma como referencia a los que se han repartido el país, los que han repartido los hospitales. Yo le digo a la fiscal: usted nos ha contado quiénes recibieron los hospitales, pero falta la otra cara de la moneda: quiénes entregaron los hospitales; allí está la clave para sancionar a los corruptos.

— ¿En cien minutos se puede acabar con la corrupción?— No vamos a decir que en cien minutos acabamos con la corrupción, pero sí podemos llevar un proyecto de ley para una reforma legal que fortalezca y le dé mayor autonomía a la Fiscalía, aun en esta escasez de recursos. La Fiscalía debería contar con una policía propia para hacer sus propias investigaciones con absoluta autonomía y libertad, como sucede en otros países del mundo.

— ¿Qué proyecto de ley tiene listo para la lucha anticorrupción?— No debe haber un solo proyecto de ley. Estamos trabajando en un código de ética de gobierno que regule que no puedan pasar al Palacio de Gobierno los amigos del presidente y menos hacerlo con frecuencia, porque en esos pequeños detalles empieza la gran corrupción. No pueden entrar los amigos, pero tampoco los familiares como si fuese la casa del presidente.

— Esa ha sido una práctica común en todos los gobiernos.— Por eso propongo cambiarla. No puede ser utilizado el avión presidencial por cualquier funcionario, menos para promover su imagen y luego ser candidato. No se puede utilizar la casa de Gobierno para fiestas personales. Que el presidente festeje con sus amigos y sus familiares en su propia casa.

— En plena pandemia, los corruptos se aprovecharon para hacer compras con sobreprecios, sacar carnés de discapacidad para importar vehículos...— Son unos infelices, todos ellos. Son unos desalmados delincuentes, que no respetan a los ecuatorianos. Mire usted el Conadis. A estos pillos sinvergüenzas hasta en la madrugada le daban un carné, y a los ecuatorianos que lo necesitan los tienen esperando seis meses. Quienes se beneficiaron de un carné para comprar un vehículo más barato, esos no tienen perdón de Dios. Y quienes han cometido ese delito y son funcionarios públicos, sean asambleístas o presidente del Consejo de Participación Ciudadana, les recomiendo renunciar, pedir disculpas a sus votantes. Renuncien y sométanse a la Fiscalía.— Son asambleístas, jueces, fiscales. Es decir, los que deberían combatir la corrupción son los que se presume cometen estos actos.

— Y yo pregunto: ¿quién permitió eso? Alguien dijo que el Conadis atiende ese trámite. La responsabilidad política la tiene Lenín Moreno. Él es el responsable político, pero la Fiscalía tiene que investigar a los responsables penales de estas ilegalidades. Nadie recuerda la ley en el Ecuador; todo el mundo se cree poderoso por encima de la ley.

— ¿De qué más es responsable?— Él es responsable del nepotismo, del reparto de los hospitales, de los carnés del Conadis. Y tendrá algún día que responder por sus empresas en paraísos fiscales, porque el problema no es dónde tienes el dinero, sino de dónde sacaste el dinero para tenerlo en Ecuador o en China.

— ¿Hay que seguir la ruta del dinero para atrapar a los corruptos?— Pero no han hecho eso en el Ecuador. ¿Sabe por qué? Porque se guardan las espaldas. Por eso digo que el próximo gobierno no puede nacer de las entrañas del correísmo ni de las entrañas del morenismo.— El exalcalde Jaime Nebot, que no será candidato a nada, impulsa una consulta popular. ¿La apoyaría si se lo pide?— Depende de qué pregunten.

— ¿Qué pregunta pediría usted que agregue?— Una pregunta, en cualquier consulta popular, es cómo reformamos el Código Penal para castigar a los políticos corruptos. Tenemos que poner normas mucho más estrictas para que un político puede acceder a un cargo público. Tiene que darnos su declaración de impuestos, su declaración patrimonial para ver si encaja con los ingresos que tiene. Ecuador no puede admitir a una persona, que en paz descanse (Carlos Luis Morales), pero que en campaña electoral dijo: “yo soy mal pagado en un canal de televisión, (gano) diez mil dólares”. Le dijeron que en la prefectura iba a ganar 3.000 y se quedó ‘frío’. Era evidente que iba a pasar lo que ha sucedido. (Expreso)

Escribir un comentario

  • Asegúrese de *Recargar* la página para mostrar un nuevo código de seguridad antes de hacer click en 'Enviar', en caso de haber ingresado un código incorrecto.

  • Código de seguridad
    Refescar

     

    Columna Publicitaria

    
    Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


    ¿Acepta HTML?

    LasMasPopulares a2cd0

    LePuedeInteresar d772d