Delito 'a la carta'

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (3 Votes)

OPINION-ROBERTOLOPEZ_8dec1.jpg

Por Roberto López Moreno

Esto es ya el colmo. Escuché al abogado del solitario George explicando que “el delito de asociación ilícita consiste en que dos personas se asocien para perpetrar infracciones menores de 5 años”. ¡Genial! Nos la hicieron bonito. El órgano del Estado que redactaba las leyes -es decir, los ovejunos del anterior régimen- descaradamente y en nuestras narices, le hicieron un “delito a la carta” al inocente señor de la calvicie incipiente. Me explico: lo que hace una norma penal es describir una conducta delictiva y sancionarla. Ejemplo: quien mata será penado con tantos años de prisión. Entonces, si dos personas “se asocian ilícitamente” esa -y nada más que esa- debería ser la tipificación de la conducta que se castiga. Pero resulta que al “pobre” George le hicieron un delito especial: una asociación ilícita, pero de 5 años. Lo condenaron a 6 para violar la norma y luego, “cataplum, pafuera Anacobero”, como Daniel Santos. ¿Qué diablos tiene que ver con el tipo penal, el que la infracción para la que se “asocian” sea menor de 5 años? El hecho punible en sí mismo es asociarse para jodernos, como descaradamente hicieron. No que la infracción que se comete sea menor de 5, 4 o 3 años. Así no se construyen los tipos penales, salvo que detrás haya una perversa intención ¡Qué descarada pillería! Me tomé la molestia de seguir la evolución histórica de la figura que tienen en Colombia (concierto para delinquir) -bastante trajinada por cierto, pues, comenzando con el Código Penal de 1873 y terminando con la ley 1121 del año 2006- tiene nada menos que 12 reformas. Pero en ninguna de ellas hay una porquería como esta con la finalidad de favorecer a los delincuentes de cuello blanco y calva incipiente como los que nos atracaron durante un decenio. Y es este repudiable uso del poder que el pueblo le confirió en las urnas a una gavilla de asaltantes con el remoquete de “manos limpias”, lo que repugna y no nos dejará vivir en paz hasta que nos devuelvan el último centavo que se robaron. Ya se me hacía raro que no hubiera una salida legal para el “pobre” y solitario George.

Fuente: Expreso

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...