A Nebot lo que es de Nebot…

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (2 Votes)

0001a melvinherreraPor Melvyn Herrera

Desde mi adolescencia, cuando me afilié al partido comunista del Ecuador, en el que solo por mi esmirriado juvenil físico no fui enviado a la única guerrilla que ha existido en esta patria -la del Toachi- misma que sin disparar un tiro se disolvió, no he vuelto a hacerlo en partido o ente político alguno, esto, por mi irrestricta militancia en el verdadero Socialismo, convencimiento que íntimamente profeso; por lo que, sin admitir credos tildados de izquierda o derecha, peor populismos, he conducido mis pasos bajo la Máxima que me inculcó mi padre y que una vez más la manifiesto: “Somos lo que es la sociedad donde vivimos”; por lo mismo, al progresar de manera individual, decidí que a más de cumplir a cabalidad con mis responsabilidades, algo debía hacer por la comunidad a la que pertenezco; por esto es que desde hace más de un cuarto de siglo aporto a ella con estas letras semanales.

Así es que, luego de la gran decepción sufrida por los resultados de la pasada década saqueada y pérdida, por lo que he presenciado en Guayaquil, donde los resultados de casi 2 décadas de la alcaldía de Jaime Nebot son innegablemente buenos en muchos órdenes, los resumo en estas exitosas cifras que dicen todo: Del 100% de los ingresos, ese GAD solo gastó un 15% en la administración y el 85% fue bien invertido en las múltiples obras que ha recibido la ciudad pese al frontal boicot que la gestión de Nebot sufrió de Rafael Correa y de todas las adversidades ocasionadas por el tremendo crecimiento de ese principal puerto del país, que sin dudas ha recuperado su condición de ser la capital económica del Ecuador; esto ha sido muy bien asimilado por los GAD de Samborondón y Machala, afines políticamente a Nebot, lo que es muy diferente a lo que exhibe nuestro GAD de Manabí y su ahora cuestionado prefecto, quien habiendo sido elegido inicialmente con el patrocinio del partido Social Cristiano -del entorno de Nebot- pronto se viró al “correísmo” con los evidentes malos resultados para la provincia y para él mismo, por lo que hoy le imputan glosas hasta con indicios penales.

El caso es que entre los funcionarios públicos exitosos y de larga data, el único que al momento puede jactarse de ello es este personaje, que se conoce aspiraría a Carondelet, por lo que, acorde a la inicial explicación de mis inclinaciones socio-políticas, como “la razón no pide fuerza” y como soy hombre de resultados, habiendo siendo los de Nebot muy buenos, parodiando “Al César lo que es del César”, pondero esto, porque el buen administrador público que ha demostrado ser, podría también serlo en beneficio de la patria.

Debido a esto, al momento Nebot aparecería como un candidato ideal por lo que es y lo que en Guayaquil ha realizado. De convencernos que para el Ecuador también puede hacerlo, sus posibilidades de lograr la presidencia de esta nación aumentarían sobremanera.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...