No eres bienvenido

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 93% (14 Votes)

OPINION-ROBERTOLOPEZMORENO_75191.jpg

Por Roberto López Moreno

Vi tu tuit anunciando tu regreso. Dime una cosa “mago” de la economía... ¿cómo es que tienes el descaro de regresar? ¿A qué vienes? ¿A seguirnos jo...robando la vida? ¿No tienes suficiente con habernos quebrado y atracado? Porque déjame contarte que -aun sin saber de economía- si realmente tuvieras un poquito de sentido común, Voltaire no tendría que andar viendo de dónde saca 10 mil millones anuales para el servicio de tu corrupta deuda. Te ingresaron 20.000 millones los tres primeros años. ¿Para qué nos endeudaste si no era necesario? Pera... no me lo digas. Tu problema no es si sabes de economía o no, sino tu paupérrima condición moral. Contrataste multimillonarias obras -no porque te importa el pueblo- sino porque lo que te importa es tu bolsillo. (Y tu panza que ha crecido como tambor gracias al trague gratuito de la década tragada). “Pequeña” prueba: el relleno del solar ese, en el que -dizque- ibas a hacer una refinería. Solo lo hiciste para llevarte el billete, pues cualquier “medio economista” -incluso tú- sabe que un proyecto comprende varias fases, como estudios, factibilidad, rentabilidad, financiamiento etc. Y no hay economista (por tonto que sea) que ponga una sola piedra en un proyecto sin financiación. ¿Sabes por qué? Es simple: si finalmente no obtienes el financiamiento, pierdes la inversión. Bueno, no tú, sino los idiotas. Es decir, nosotros, que con el sudor de nuestro trabajo financiamos a los ladrones que se robaron el dinero de la “aquí veo una refinería”. Le pregunté a un constructor y me confirmó que es un verdadero asalto lo que “gastaste” en relleno. Que no vale ni la mitad. Lo frustrante es que te adueñaste de todos los cargos de gobierno, entre ellos la Fiscalía y nos tienes atados de manos. No es posible darte lo que te mereces. Pero muchos sabemos lo que hiciste. Y no te queremos aquí, pues tu presencia ofende a la gente decente del país. Porque ni siquiera tienes la estatura moral para alcanzar nuestro odio, sino lo único que se puede sentir por alguien como tú: simple desprecio. Y claro, lástima. No eres bienvenido, ándalo sabiendo.


Fuente: Expreso

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...