Cuomo no logra persuadir a Trump de revertir prohibición del 'Global Entry' a Nueva York

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

WEB20200214DIARIO-NY-2_64e2b.jpg

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, se reunió este jueves en la tarde con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca, para tratar de persuadir al Gobierno federal de revertir la prohibición que impuso para que los neoyorquinos puedan aplicar al Programa de Viajero de Confianza que incluye el sistema ‘Global Entry’, y que permite entrar al país sin tener que hacer filas y pasar por los puntos de control de inmigración, pero se no logró concretar ningún acuerdo.

Tras la reunión, el mandatario neoyorquino no dio comentarios al respecto e inmediatamente regresó a Nueva York.

Posteriormente, el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) Chad Wolf, quien asistió a la reunión de la Oficina Oval, emitió un comunicado diciendo que las discusiones fueron “productivas” y que continuarán “encontrando una solución mutuamente aceptable”.

“La relación entre Nueva York y el Gobierno federal es muy importante, pero las acciones unilaterales del estado de Nueva York han dificultado el intercambio de información crítica de seguridad con el DHS”, dijo Wolf. “Nueva York es el único estado que restringe el acceso (de Aduanas y Patrulla Fronteriza) a sus datos en todos los ámbitos, desde la aplicación de la ley, aduanas, comercio y facilitación de viajes”.

Este jueves al mediodía, antes de viajar a Washington, Cuomo habló con medios locales en Nueva York y dejó claro que estaba dispuesto a llegar a un compromiso con el Gobierno federal, indicando que si la condición del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para revertir la prohibición era poder tener acceso a los récords de personas con licencias que están en la base de datos del Departamento de Vehículos y Motor (DMV), lo permitiría, pero sólo de aquellos que aplican a los programas como ‘Global Entry’, y no de los inmigrantes indocumentados que solicitaron licencias de conducir.

La decisión de la Administración Trump fue considerada por el Gobernador y otro líderes neoyorquinos como una “extorsión” y una “venganza” por la aprobación el año pasado en Nueva York de la Ley ‘Green Light’ (luz verde) que permite a los inmigrantes indocumentados aplicar por una licencia de conducir, a la vez que bloquea que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) pueda acceder a los registros con la información de los que aplican en el DMV.

Y como los indocumentados no pueden salir del país, debido a su estatus migratorio, ellos no son los que aplican al Programa de Viajero de Confianza, y por lo tanto su información no llegaría a manos de ‘La Migra’, ya que, según la propuesta del Gobernador, el DHS solamente obtendría los récords de quienes tramitan el ‘Global Entry’.

“He ido varias veces a la Casa Blanca, a pedir fondos para el nuevo túnel entre Nueva York y Nueva Jersey, a pedir fondos para completar el Subway de la Segunda avenida, y pedir aprobar el plan de ‘tarifa de congestión’, y nunca he tenido éxito, por lo que si me preguntan si tendré éxito con esta reunión… diría que no”, indicó Cuomo, agregando que, sin embargo, se sentía bien al saber que ha hecho todo por defender al estado.

El Gobernador dijo que si Trump no aceptaba su oferta, dejaría al descubierto que la intención real del DHS con la prohibición es ‘chantajear’ a Nueva York para que le entregue la información confidencial de los indocumentados que aplicaron por la licencia de conducir, y así hacerle fácil el trabajo a ICE para perseguir a las comunidades inmigrantes.

El mandatario estatal también recordó que la otra opción sigue siendo la pelea en los tribunales, destacando la demanda presentada el pasado lunes por la fiscal general del estado Letitia James, en contra del DHS y la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP).

“Los neoyorquinos no serán tomados como rehenes por la intención de esta Administración de restringir los derechos soberanos de los estados, mientras que simultáneamente promulga políticas discriminatorias en todo el país”, dijo James el lunes al presentar la querella judicial. “Estamos presentando una demanda para evitar que el Presidente y su Administración castiguen a Nueva York por aprobar sus propias leyes”.

¿Qué es el Global Entry?
El programa del ‘Global Entry’ permite a los viajeros a registrarse por adelantado con las autoridades y participar de un sistema de pre-chequeo, que les da un ‘visto bueno’ del DHS, y con eso se agiliza su entrada al país en aeropuertos y otros puntos de la frontera sin tener que hacer filas y pasar por los puntos de control de Inmigración. (eldiariony)

 

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?