Emprendedores temen pérdidas irrecuperables

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

Tienda aa40e

A los emprendedores que laboran cerca de los puntos de concentración de los manifestantes o en los lugares donde se desarrollaron las protestas en los últimos días, les preocupa cómo cubrirán sus deudas a fin de mes.

El jueves, después de varios días de manifestaciones, los negocios abrieron sus puertas, aunque sus propietarios lo hicieron con temor. Muchos de ellos permanecieron parados a las entradas, listos para bajar las cortinas metálicas si fuera necesario.

Nancy de la Cruz inició hace seis meses un negocio familiar. Abrió una farmacia en el sector de La Mariscal, en el centro-norte de Quito, cerca al sitio de concentración de los protestantes. Invirtió en su local $ 30.000.

En esta última semana hubo días en que no abrió su negocio o lo cerró al mediodía por miedo a los saqueos y a los enfrentamientos.

Generalmente, en un día obtiene entre $ 300 y $ 500 en ventas. Pero “en estos días no he vendido mucho y ya me están llegando las facturas de los proveedores a los que debo pagar. Pronto llegará el pago del arriendo también; ellos no me van a esperar”, comentó De la Cruz.

La emprendedora analiza la posibilidad de extender su horario de trabajo diario y abrir su farmacia los fines de semana, una vez que todo se solucione.

Desde la semana pasada, varios negocios atendieron de forma irregular debido a las manifestaciones en contra de las medidas económicas que anunció el Gobierno.

La Cámara de Industrias y Producción calcula que debido a las paralizaciones el país dejó de percibir alrededor de $ 261 millones al día del sector productivo.

Tienen que dejarnos trabajar para poder producir. Es una semana perdida. Nosotros estamos recién empezando, tratamos de surgir en familia, no es justo que no nos lo permitan”, comenta De la Cruz.

En la misma situación se encuentra Norma Guaminga. Ayer abrió solo una de las dos puertas de su local donde da servicios de impresión, ampliación y copias. Mantuvo su negocio cerrado los últimos tres días.

“Me daban miedo los saqueos; a unos vecinos sí les robaron. Yo tengo aquí invertido alrededor de $ 30.000, no puedo perder esto que es el sustento de mi hogar. Pero también ya necesito trabajar”, dice Guaminga.

En un día común vende alrededor de $ 120. Cree que no podrá recuperar el dinero perdido en los últimos días, aunque trabaje los fines de semana.

Jenny Zhingri también tuvo que cerrar su tienda días completos o por horas. El miércoles tuvo que dormir ahí con sus dos hijos pequeños porque no pudo salir debido a los enfrentamientos.

A diario la joven madre suele percibir alrededor de $ 300. Durante los días de protestas, en las horas que pudo atender, recibió $ 80. Además, varios de sus productos se dañaron, como las empanadas.

Daniela Cuatín, administradora de Karla Tatoos, dos locales de venta de insumos para tatuajes y perforaciones, comenta que “yo debo pagar de arriendo $ 3.000 en un local y $ 1.500 en otro. Al día vendo alrededor de $ 800. Los días que cerré fueron de pérdida total y en los que abrí por horas vendí $ 40. Las pérdidas son grandes”.

Para recuperar lo perdido, Cuatín extenderá una hora más al horario de trabajo cuando todo vuelva a la calma.

En Guayaquil, las actividades comerciales también recobraron su habitual ritmo. En la avenida Nueve de Octubre, donde fue el escenario de protestas y marchas pacíficas, los negocios atendieron desde las 09:00.

Teresa Nogales, administradora de un local de comidas en esa zona, asegura que debió cerrar su negocio el martes y el miércoles, lo que le generó pérdidas económicas que aún debe cuantificar.

Kener Aroca tuvo que dejar de atender en su local de comidas y bebidas Sport and Music, en el cantón Daule, también escenario de manifestaciones. La afectación en su emprendimiento es de aproximadamente $ 2.000. Todos los emprendedores esperan que en los próximos días vuelva la calma y puedan recuperarse. (El Telégrafo)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?