Papeles del Estado dinamizaron la Bolsa de Valores

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

Valores d8154

El mercado de valores se apalancó hasta julio de 2019 en una mayor participación del Estado, a través de la emisión de Certificados de Tesorería (Cetes). Durante los primeros siete meses del 2019 se negociaron USD 6 229,7 millones en la Bolsa; esto es, un crecimiento del 57% en relación con el mismo período del 2018.

Los Cetes -papeles emitidos por el Ministerio de Finanzas para obtener liquidez en plazos menores a 359 días- representaron el 46% del valor negociado en dólares en el mercado de valores.

Las operaciones con estos papeles se duplicaron en relación con el período enero-julio del 2018.

Gilberto Pazmiño, presidente de la Bolsa de Valores de Quito (BVQ), dice que las compras y ventas del sector público en Bolsa han tenido más protagonismo. El monto de las transacciones creció un 85% en el período enero-julio.

En este grupo están las inversiones del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), que desde este año se propuso recuperar espacio en el mercado de valores. Durante el 2018, el Biess apenas compró el 2% de toda la oferta del mercado de valores.

El Banco de los afiliados anunció que este año invertiría USD 300 millones. De ese monto, ya se han colocado 247 millones, que representaron el 9% de la oferta bursátil. Este Diario consultó al Biess qué peso tiene esa inversión en el total de su portafolio, pero hasta el cierre de la edición no hubo una respuesta.

De acuerdo con datos del mercado bursátil, solo USD 57 millones de los USD 247 millones de inversiones del Biess se destinaron a comprar obligaciones y papel comercial emitido por empresas del sector productivo. La diferencia se destinó a instrumentos emitidos por bancos y mutualistas.

“El Biess debería invertir más para apuntalar la competitividad del sector productivo, que requiere financiamiento a mediano y largo plazo”, consideró Pazmiño.

Hace una semana el Biess anunció que comprará, a través del mercado de valores, los bonos que emitirá el Estado para pagar parte de la deuda con los jubilados. Y detalló los descuentos que aplicará a los papeles de acuerdo a los plazos, para “proteger el valor de los bonos en beneficio de los jubilados”.

Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, señala que si el Biess compra estos bonos “vuelve a asumir el rol de financista del Estado que tuvo en el Gobierno anterior y seguirá creciendo la concentración de inversiones en un mismo actor: el Estado”.

Danilo Albán, analista financiero, cuestiona que el Biess establezca una tabla con los valores de descuento a los que comprará los bonos a los jubilados, cuando lo normal es que eso se regule mediante la oferta y demanda en el mercado.

Para Fernando Simó, presidente de la Asociación de Casas de Valores del Ecuador (Asocaval), es clave que el ente establezca porcentajes mínimos de inversión en el mercado de valores para el sector productivo. Critica que el Biess tenga un 46% de sus recursos en bonos del Estado, cuando la norma de prudencia dicta que se debe invertir máximo entre un 15 y 20% en un mismo instrumento.

“Un problema es que el Ministerio de Finanzas es parte del comité de inversiones del banco. No puede ser el principal deudor quien dirija el comité y, a la vez, decida en qué invertir”, acota.

El monto de las compras y ventas de diversos instrumentos en la Bolsa por parte del sector privado también creció. Lo hizo en un 45%; es decir, en menor proporción respecto del sector público.

Los tres instrumentos más negociados por el sector privado fueron los certificados de tesorería, certificados de inversión y de depósitos. En cambio, el mercado de acciones sigue con una baja participación en el mercado, aunque creció 16%. El monto negociado hasta julio fue de apenas USD 47 millones.

Esto se explica por la carga tributaria que se aplica a los inversionistas que negocian estos papeles, dice Simó, quien considera que este tema debería ser revisado en la reforma al mercado de valores que enviará este mes el Ejecutivo.

La participación del Banco Central del Ecuador (BCE) podría ser otro impulso para el sector bursátil.

Verónica Artola, gerenta del Central, mencionó que al ente le interesa negociar en la Bolsa la deuda del Ministerio de Finanzas. “Nos interesa negociar esta deuda en el mercado. Es la única forma de que un solo tajo podremos mejorar el balance del Banco”, dijo. Finanzas tiene obligaciones por vencer por USD 2 892 millones con el BCE. El 90% de los papeles vence en el 2026.

Si el BCE negocia estos papeles, deberá transparentar las condiciones a las que se concretó ese financiamiento, dice Simó. Eso definirá si el mercado aplica un castigo a esos papeles. En todo caso, el directivo cree que la opción es positiva y ayudará al Central a recuperar la liquidez que perdió durante el Gobierno anterior. (El Comercio)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?