Colaboradores de CNT plantaron 2.000 árboles de especies nativas en Quito, Guayaquil y Ambato

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

SiembraArbolesCNT 85bfd

Más de 800 colaboradores de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones CNT EP y sus familias plantaron el sábado más de 2.000 árboles en una jornada paralela en Quito, Guayaquil y Ambato, como parte de su política de vinculación y responsabilidad social que la empresa aplica en las comunidades en las que presta sus servicios y la que busca la concientización respecto al cambio de hábitos para contribuir a la mejora y cuidado del ambiente.

La iniciativa se realizó con especies nativas como pusupatos, pumamaquis, alisos, porotones, cholanes, cascoles, algarrobos, jaboncillos, jacarandas, molles, quishuares y arupos para evitar alteraciones a los ecosistemas o la ruptura de cadenas alimentacias en las que se intervinó con la acción de los colaboradores de la empresa. El objetivo de la plantación fue la rehabilitación, recuperación, conservación y protección de cada zona.

El proyecto contempló la elección de los sitios a reforestar, la elección y preparación del terreno, el diseño de la plantación, la protección, el mantenimiento (control de maleza y fertilización), y también el seguimiento que se le dará a las especies. En el caso de Quito se plantaron 1.200 árboles en el Parque Metropolitano del Sur con la acción de los colaboradores de la CNT EP, el Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 y el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito.

Los restantes 800 árboles se plantaron en el Cerro Paraíso en Guayaquil y en el Colegio Agropecuario Luis A. Martínez en Ambato. En cada de las urbes se contó además con la participación de los autoridades locales, como Municipios y Gobernaciones, y grupos comprometidos con la protección del ambiente, como los scouts y estudiantes, con lo que se protagonizó una jornada masiva de participación y reflexión en torno al papel de los árboles en los ecosistemas urbanos.

La Gerenta General de la CNT EP, Martha Moncayo, aseguró que, más allá del hito de la siembra de los 2.000 árboles en un solo día, lo importante es superar el error de valorar estas actividades únicamente en los números sino ir más allá y valorar el fomento del respeto al ambiente entre los colaboradores y sus familias. La empresa además responde así a las preocupaciones de las comunidades en las que opera, entre las que se encuentra en los primeros lugares la problemática ambiental.

Moncayo advirtió que, frente a los desafíos del cambio climático, es indispensable que las empresas adopten medidas efectivas para mitigarlos, entre los que se incluyen el repoblamiento forestal. Cada ciudadano del mundo debería sembrar cada año cinco árboles para equilibrar el ritmo de deforestación que registra el planeta y las empresas deben estar movilizadas en torno a estos objetivos.

La CNT EP es una empresa con una profunda sensibilidad frente a los problemas ambientales y desarrolla estas iniciativas con la convicción de que esta práctica es vital para echar raíces por un mejor futuro. Los 1.200 árboles nativos plantados en Quito contribuirán con la captura de 185 toneladas de carbono. Esto permitirá disminuir la incidencia del CO2 (dióxido de carbono), fuente principal de contaminación en la atmósfera.

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?