4 edificios técnico-administrativos de CNT en Quito recibirán certificación como espacio libre de humo

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

CNT 9850f

Cuatro edificaciones principales de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones CNT EP en Quito serán certificadas este miércoles como espacios libres de humo de tabaco por parte del Ministerio de Salud Pública. La certificación – que ratifica el compromiso de la empresa con la lucha antitabáquica- incluye a las estructuras en las que laboran alrededor de 771 colaboradores y que registran una afluencia permanente de abonados y ciudadanos en general, incluida la matriz de la empresa ubicada en el norte de la urbe.

La certificación se produce una vez que se cumplieron las disposiciones de la Ley Orgánica para la Regulación y Control de Tabaco. La certificación beneficiará alrededor de 269 colaboradores en el edificio Vivaldi, 190 en Droira, 254 Iñaquito y 58 en la Zona Técnica 2-Monjas. Acciones como estas son de gran importancia para el Ecuador porque permiten erradicar las consecuencias fatales del consumo de tabaco.

En el país, cada día mueren alrededor de 21 personas por causas asociadas al consumo de tabaco,
generando anualmente un costo directo en salud de USD 478 millones. La entrega de la certificación se realizará en el edificio Vivaldi, matriz de la empresa, ubicado a la altura de la avenida Amazonas y Corea, a las 11h30, y contará con la participación de la Gerente General de la CNT EP, Martha Moncayo; Daniel Rodríguez, Coordinador Zonal 9 de Salud; Emilia Durán, Directora Zonal de Promoción e Igualdad de la Salud CZ9; colaboradores de la Corporación y del Ministerio de Salud Pública.

Conforme los criterios aplicados para la certificación, no se podrá fumar ni en ambientes cubiertos ni en ambientes descubiertos cercanos a las bocas de ventilación en las cuatro edificaciones – que albergan operaciones administrativas y técnicas de la empresa–. La prohibición incluye al cigarrillo electrónico.

Esta norma debe ser cumplida por colabores, directivos, proveedores y clientes. Con esto se promueve la generación de espacios libres de humos para erradicar los efectos para el “fumador pasivo”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el humo ajeno causa en los adultos graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular enfermedades del corazón y el cáncer de pulmón. Para los niños en periodo de lactancia puede ocasionar la muerte súbita y en las mujeres embarazadas ocasiona bajo peso ponderal del recién nacido.

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?